Actualidad

Hidden Kitchen a prueba de fuego

El sábado 19 de noviembre, los comensales del Hidden Kitchen con Miquel Sánchez (Smoix) recibieron en su correo electrónico la primera pista sobre la cena: “El lugar en el que cenarás fue construido en la segunda mitad del siglo XX“, decía el mensaje. Pero ése sólo fue el primero de una serie de correos electrónicos que iban a recibir a lo largo de la semana, con otras pistas acerca del lugar y del menú. Quienes se apuntan a un Hidden Kitchen de Chefsin conocen las reglas: no desvelamos hasta el último instante dónde cenarán y cuál será el menú. El misterio y la sorpresa son ingredientes básicos de los eventos Hidden Kitchen.

“Te esperamos a las 20:45h en Gremi de Forners, 2.”

Desde esa primera pista, los intentos por adivinar el venue de la cena se sucedieron uno tras otro, algunos con mucho más acierto. De hecho, hubo más de un comensal que -sin saberlo a ciencia cierta hasta el mismo día, claro- adivinó el lugar. Y es que, al final, una pista lleva a la otra… Quizás, una de las más concluyentes fue el punto de encuentro. Aunque si bien es cierto que los comensales no sabían si al llegar a la cita se encontrarían con un transfer o tendrían que ir a pie al lugar de la cena. Y pocos sospechaban que lo tenían a escasos metros: aunque el polígono de son Castelló está muy tranquilo un sábado por la noche, el antiguo Parque de Bomberos de Palma escondía tras sus puertas una gran fiesta a punto de ser descubierta… y disfrutada.

No es muy normal que un grupo de 20 personas paseen juntas a las 9 de la noche por un polígono desierto. Pero tampoco podemos calificar de “cena normal” una cena Hidden Kitchen. Así que nada desentonaba. Tampoco el acercarse a una de las puertas del antiguo garaje, golpearla con fuerza, que se abriera de repente y descubrir tras ella una nave de cientos de metros cuadrados casi a oscuras, con dos mesas rústicas colocadas justo en el medio, custodiadas por una cocina efímera y cuatro impresionantes coches BMW alumbrando las mesas, exquisitamente montadas. Una sorprendente puesta en escena que levantó más de un “wooooow” y que no hubiera sido posible sin la colaboración del concesionario Proa Premium y la empresa de alquiler de material para eventos Jaiak.

Escondidos en el antiguo Parque de Bomberos de Palma

En Chefsin nos gustan los retos. Por eso nos lanzamos a organizar una cena exclusiva en una nave casi desierta y en pleno proceso de reforma, como es el antiguo Parque de Bomberos de Palma, propiedad de ASIMA Polígonos. Una nave que ha pasado los últimos cinco años deshabitada y que ahora, con el recientemente aprobado cambio de uso por parte del Ayuntamiento de Palma, pasará a ser un centro de formación profesional y un museo industrial. ¿Quién dijo que no sería posible organizar con éxito una original y exclusiva cena aquí? Si alguien lo dijo, ni nosotros ni ASIMA Polígonos lo oímos.

La cena empieza con la primera sorpresa

Tras la bienvenida por parte de Alejandro Sáenz de san Pedro, gerente de ASIMA Polígonos, que explicó el apasionante proyecto que se traen entre manos para devolverle “la vida” al parque, sorprendimos a los comensales con un primer regalo inesperado. En una sala adyacente a la nave central les estaba esperando Cristina Basáñez, de Bodega Biniagual, con un tesoro sobre la mesa: tres botellas de Mantonegro 2015 sacadas ese mismo día del depósito. Los 20 comensales del Hidden Kitchen ya pueden decir que han sido los primeros privilegiados en catar un vino que no saldrá al mercado hasta dentro de muchos meses. Una copa de vino en la mano y los dos primeros aperitivos preparados por Miquel Sánchez terminaron por animar a los comensales a mezclarse entre ellos (en un Hidden Kitchen no sabes con quién vas a compartir mesa) e intercambiar las primeras impresiones.

BMW en el Hidden Kitchen
Mantonegro 2015 y Mantonegro 2014 de Bodega Biniagual
Uno de los aperitivos de la cena

Smoix, de Ciutadella a Palma

Miquel Sánchez y Vianey Ángeles, chef y jefa de sala del restaurante Smoix respectivamente, se embarcaron a primera hora de la mañana del sábado en un buque de Balearia para preparar este Hidden Kitchen. Con el coche lleno de menaje, ollas y muchos, muchos ingredientes (por supuesto, queso del CRDO Queso Mahón – Menorca entre ellos), llegaron a Mallorca preparados para acercar a los comensales su concepto de gastronomía. Smoix, por una noche, no sólo se iba a poder disfrutar en Ciutadella, sino también en Palma.

El chef preparó un menú exclusivo para el evento, que no se puede encontrar como tal en su restaurante, pero que traía hasta Mallorca su sello personal: una cocina de temporada que aúna tres culturas. Miquel es catalán, Vianey es mexicana y Smoix es menorquín. Todo junto, removido y mezclado en un menú de 10 pasos maridado para la ocasión por Bodega Biniagual. 10 platos y 6 vinos distintos que convirtieron la cena en una experiencia gastronómica con todas las letras. Y sí, el famosísimo ravioli de cigala de Smoix se encontraba en el menú.

Además del vino, los comensales pudieron refrescarse en todo momento con agua Evian. Y, tras el postre -el aplaudidísimo Lemon Pie “a la manera de Miquel”- Marabans Coffee & Tea cerró la cena con sus riquísimos cafés y tés.

Miquel Sánchez cocinó en directo y delante de los comensales del Hidden Kitchen
CRDO Queso Mahón - Menorca en el Hidden Kitchen
Lemon Pie "a la manera de Miquel"

Tras la cena, más sorpresas

Durante toda la cena, Miquel y su equipo estuvieron cocinando y emplatando a la vista de los comensales, que se levantaron en muchos momentos para hacer fotos y lanzarle al chef todas las preguntas que se les ocurrían. Eso si no se las hacían cuando el chef se acercaba a la mesa a contar la historia detrás cada plato. Lo mismo con Cristina Basáñez, de Bodega Biniagual, que presentó todos los vinos y explicó a los comensales el porqué del maridaje.

La minuta con el menú que entregamos a los comensales al inicio de la cena terminaba con los cafés. O eso es lo que ellos se pensaban, porque todavía quedaban más sorpresas por desvelar. La primera de ellas fue un obsequio de parte de Chefsin: un libreto con las recetas del curso a4Manos de canelones que impartió Miquel Sánchez, junto con Tomeu Caldentey, en la cuarta edición de nuestros cursos de cocina. Aunque si bien es cierto que hubo tres privilegiados que se llevaron algo más. En el Hidden Kitchen de ayer, tres comensales celebraron su cumpleaños y, tras cantarles todos juntos el “cumpleaños feliz” de rigor, recibieron sus regalos. Por un lado, el pack completo con todos los libros de recetas de la 4ª edición de los cursos de cocina a4Manos, y, por otro lado, una cata de vinos cortesía de Bodega Biniagual. Esperamos que cuando cocinen canelones en casa, o acudan a la cata, nos lo cuenten 😉 .

BMW en el Hidden Kitchen con Miquel Sánchez
Marabans Coffee & Tea
Música ambientación Puro Hotel en el Hidden Kitchen

Al final, y como no podía ser de otra manera, todos brindamos juntos con un ginet, el combinado a base de Gin Xoriguer y limonada típico de Ciutadella. Una manera de poner el broche de oro a una noche llena de sorpresas y que, al parecer, dejó a todos los participantes encantados. A juzgar por la hora a la que bajamos la barrera (literalmente) y pulsamos el STOP del reproductor de CD que hizo sonar durante toda la noche una sesión de Puro Hotel, creemos que se lo pasaron bastante bien… ¡Esperamos que repitan!

¿Quieres asistir al próximo Hidden Kitchen de Chefs(in)? Reserva ya tu plaza en nuestra tienda online o suscríbete a nuestra newsletter para estar informado de todos los eventos que organizamos.

1

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR