Leyendo actualmente
La Ibiza que disfrutamos los ibicencos

La Ibiza que disfrutamos los ibicencos

El ibicenco de nacimiento recuerda su infancia en un entorno campestre, rodeado de huertos, ya que la evolución de Ibiza en lo que es actualmente podríamos decir que ha sido relativamente rápida y aunque a día de hoy nos parezca raro, no hace tantos años que las payesas iban con sus atuendos típicos (y nada cómodos para ello) a recoger las cosechas.

Para un ibicenco no es posible pensar en una fiesta patronal o celebración familiar que no se culmine alrededor de una mesa, rodeada de gente dispuesta a pasar el día hablando y compartiendo todo lo que tienen. Fiestas como la matanza del cerdo, que se lleva celebrando desde tiempos ancestrales y con la cual se proveía de carne y embutido la despensa familiar para casi todo el año, es una clara muestra del binomio gastronomía-Ibiza.

Actualmente es cierto que Ibiza se caracteriza por sus fiestas y famosas discotecas cada vez más influyentes a nivel mundial y no debemos renunciar a ello como dicen algunos sino aprender a combinarlo con la Ibiza autóctona que aun existe y tanto debemos cuidar.

El producto

Y es precisamente ahí donde creo que tenemos una gran labor los cocineros que intentamos destacar el producto de temporada por encima de todo y que intentamos reinterpretar los platos de siempre. Un tomate recién cogido en su justo punto de maduración, una buena patata, pescados recién llegados de las barcas y un largo etcétera de productos que hacen a mi entender de Ibiza un lugar privilegiado en cuanto a producto, a despensa. Aunque realmente si nos fijamos, esto no difiere mucho de lo que venían haciendo nuestros antepasados.

Lo más conocido de Ibiza y lo que más vende de la isla, es maravilloso, pero no menos maravilloso es pasar un día recorriendo a pie zonas no tan conocidas como es Broll de Buscastell (manantial natural), las puertas del cielo en Santa Inés (acantilados espectaculares) o Cala Aubarca en San Mateo, lugares en los que probablemente nos encontraremos con gente ibicenca que nos puede llevar a pensar que hemos retrocedido en una máquina del tiempo. Gente que trabaja el campo, que mantiene las costumbres tradicionales y una cultura que nada tiene que ver con las salas VIP de nuestros reputados CLUBS.

Te puede interesar también

Cada vez hay más cocineros que trabajamos para reinterpretar la cocina clásica ibicenca y crear nuevos platos con todos los productos que nos llegan de nuestros pequeños productores desde la tierra o el mar. Muestra de ello es el considerable aumento de eventos gastronómicos populares como la ruta del Pintxo, el Tapavins, Restaurat, Saboreando, Degusta…y un largo etcétera. Eventos organizados para animar a la gente a salir y disfrutar en compañía de otros tanto de nuevos platos como de platos de siempre que muchos de ellos solo han oído por el nombre o ni tan solo conocen. Sería un éxito lograr que dichos eventos gastronómicos que se llevan a cabo en la isla durante todo el año se difundieran y llegaran a ser un reclamo potente para el turismo.

Nunca deben dejar de cocinarse platos como el bullit de peix, la frita de pulpo, el arroz de matanzas, el flaó o la greixonera, pero todos ellos deben empezar a convivir con normalidad, con las nuevas propuestas que ofrecemos con mucho respeto, atrevidos, pero también preparados, cocineros de la isla. Hay que venir a Ibiza a comer, beber, caminar, nadar ¡o incluso a bailar!

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Lista de espera Te informaremos tan pronto volvamos a tener stock de producto. Déjanos una dirección de correo electrónico válida.
Correo electrónico Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.