Actualidad, Chefs

Escondidos entre ‘llengües’ mallorquinas

Unos días antes del Hidden Kitchen del sábado 29 de abril con Víctor García, chef de La Fortaleza de Cap Rocat Hotel, enviamos a los comensales una pista sobre el lugar del evento que les despistó bastante. La titulamos «¿Merendamos?» y en ella les enseñábamos unas cajas vintage de galletas artesanales. Previamente, les habíamos dicho que el lugar en el que cenarían lo regentaba ya la quinta generación de una reconocida familia mallorquina.

Las apuestas estaban encima de la mesa, pero no hubo ningún pleno al 15. Algún que otro comensal (se creía que) lo tenía claro: Can Guixe. Según él o ella, habíamos escondido la cocina del chef Víctor García en el obrador del horno inquer. Pero no. Eso quedó claro cuando los coches BMW de Proa Premium que les llevaban de camino al lugar de la cena dejó atrás Inca. El destino, sin duda, era otro. Víctor y su equipo de La Fortaleza de Cap Rocat esperaban a los comensales en Teixits Vicens, la histórica empresa pollencina de telas de llengües mallorquinas.

Al llegar a Teixits Vicens, los comensales accedieron a la tienda por la puerta principal, donde les recibimos con una copa de cava y los Snacks de Cap Rocat. El chef Víctor García se acercó a saludarles, e incluso se hizo fotos con los comensales, que estaban expectantes por descubrir qué les había preparado para cenar. No tardarían en salir de dudas y en poder ver a Víctor cocinar para ellos en directo a menos de un metro distancia.

EL MENÚ DE VÍCTOR GARCÍA

Los snacks de Cap Rocat
Elyssia

Croqueta etérea de jamón
Falso taco de ostra vegetal
Almeja cruda con escabeche de codium
Mejillón a la marinera
Elyssia

***

Sardinas, almendras y coco
Memòries de Biniagual Rosat 2016

Escudella de gamba roja y bacalao ahumado
Fino Hidalgo

Llucet a la mallorquina
Blanc Pardevalles

Pichón de Navaz y salsifí
Finca Biniagual Verán 2012

***

Aguacate, piña y coco
Finca Biniagual Dolç 2012

Requesón con licor de hierbas mallorquinas
Hierbas mezcladas

Petit Fours
Marabans Coffee & Tea

La cocina de Víctor García estaba escondida en el telar de Teixits Vicens, la histórica empresa mallorquina de telas de llengües

Una vez allí, los comensales pudieron pasear por la tienda y ver y tocar las excepcionales telas de llengües mallorquinas que todavía hoy se fabrican en el taller de Teixits Vicens, ubicado puertas adentro. Y es que pasear por la tienda sólo iba a ser el principio. Tomeu Fuster, gerente de Teixits Vicens, explicó a los comensales la historia de la familia Vicens y de cómo nació la marca, y les invitó a recorrer con él el taller, sala a sala, para mostrarles en primera persona el minucioso y artesanal proceso de fabricación de sus famosas telas mallorquinas. ¿Sabíais que para fabricar 200 metros de tela se pueden necesitar hasta 2 meses de producción? Éste es el verdadero significado de la palabra artesanal: pasión, dedicación, esfuerzo y paciencia.

Hidden Kitchen con Víctor García (La Fortaleza de Cap Rocat Hotel) en Teixits Vicens

Teixits Vicens realiza visitas guiadas a sus talleres, pero seguro que nunca han realizado otra como ésta. No sólo por cómo estaba previsto concluirla -cenando- sino por cómo la empezamos: por el final. Sí, por el final. La primera parada fue en el taller de confección. Teixits Vicens no sólo fabrica sus telas de llengües, sino que también confecciona diferentes productos con ellas. Un trabajo, el de confección, que comenzó con los diseños de Antonia Capllonch -tercera generación-, algunos de los cuales todavía se confeccionan hoy en día. Aquí, en el taller de confección, los comensales tomaron unos aperitivos que les había preparado el chef y que sirvió en las cajas originales de la marca que se utilizaban a mediados de siglo XX. Un detalle que gustó, y mucho, a los comensales.

Los comensales visitaron los talleres de Teixits Vicens con Tomeu Fuster, gerente de la empresa, quien les explicó el proceso de fabricación de las telas

Tras los aperitivos, que sirvieron para empezar a llenar el estómago y para romper el hielo -en un Hidden Kitchen no sabes con quién vas a compartir mesa-, la visita continúo por la sala de Secado. Ésta fue una de las fases que más llamaron la atención a los comensales, pues en pocas ocasiones podrán volver a tener enfrente 200 metros de hilo de algodón casi listos para convertirse en telas de lenguas. Tras este paso visitamos la tintorería, una de las fases más delicadas del proceso. El tinte, como el resto del proceso, se realiza de manera manual, sumergiendo el algodón en unos grandes depósitos de agua a una determinada temperatura y con la proporción de tinte concreta. Las partes de algodón que no se quieren tintar se protegen con unas gomas, que son cámaras recicladas que los talleres mecánicos de Pollença guardan a propósito para Teixits Vicens y les ceden. Estas gomas, sin embargo, no imposibilitan al 100% que penetre el tinte en las partes del hilo que protegen. Es por este motivo que no hay dos lenguas iguales.

Hidden Kitchen con Víctor García (La Fortaleza de Cap Rocat Hotel) en Teixits Vicens

Tras el paso por la tintorería -y su característico olor a taller textil-, la visita estaba a punto de terminar. No sabemos si a los comensales se les olvidó que habían venido a cenar (es una pregunta retórica: sabemos que NO), porque en ningún momento dejaron de prestar atención a todo lo que Tomeu Fuster les estaba contando ni de hacer fotografías a cuanto veían. Desde luego, merecía mucho la pena inmortalizar el momento. Ante ellos se extendía un buen trozo de la historia de Mallorca y de una de nuestras tradiciones más queridas, como es la de las telas de llengües.

El final de la visita estaba al otro lado del urdidor: en la sala del telar les esperaba el chef Víctor García, junto con parte de su equipo del restaurante La Fortaleza y el Sea Club de Cap Rocat Hotel, quienes ya tenían el primer plato en marcha en los fogones de la cocina portátil de Jaiak. En perpendicular al telar, ese imprescindible compañero que convierte meses de trabajo en realidad, se extendía antes los comensales una mesa imperial para 18 personas vestida para la ocasión -y como no podía ser de otra manera- por Jaiak y Teixits Vicens. Extraordinario, una vez más, el trabajo de la empresa de alquiler de materiales para eventos Jaiak que, junto al buen gusto del equipo de confección de Teixits Vicens, vistió la mesa de este Hidden Kitchen. Eran cerca de las 22:15h cuando arrancó la cena en la mesa. Por delante, un menú preparado para la ocasión por el chef Víctor García, que se maridó con Bodega Biniagual y una selección de vinos realizada por Vinamica. Y, como siempre, agua Evian.

El chef cocinó en vivo y en directo todos los platos del menú, y los explicó detalladamente a los comensales antes de servirlos. La cercanía del chef con los comensales de un Hidden Kitchen es, desde luego, otro de los puntos a favor de este tipo de eventos en petit comité. La posibilidad de ver cocinar al chef en directo y de poder preguntarle lo que queramos es un valor añadido del que habitualmente no podemos disfrutar en sus respectivos restaurantes.

Bodega Biniagual y una selección de vinos realizada por Vinàmica maridaron el exclusivo menú que Victor García preparó para este Hidden Kitchen

El chef de La Fortaleza de Cap Rocat, galardonado con un Sol Repsol, diseñó un menú exclusivo para esta cena Hidden Kitchen. Distribuido en tres fases –snacks de bienvenida, aperitivos y resto del menú-, Víctor García presentó a los comensales diez propuestas diferentes, casi todas ellas presentes en la nueva carta de La Fortaleza. Y decimos casi todas presentes porque los comensales tuvieron el privilegio de probar un plato que todavía no está en el restaurante de Cap Rocat Hotel. Fueron casi 4 horas de cena que concluyeron, como siempre, con los cafés y tés de Marabans Coffee & Tea y con un obsequio por parte de Teixits Vicens: una libreta forrada con sus telas de llengües para que puedan anotar lo que más les ha gustado de este Hidden Kitchen.

Hidden Kitchen con Víctor García (La Fortaleza de Cap Rocat Hotel) en Teixits Vicens

Sobre la 1 de la madrugada, los coches de BMW Proa Premium pusieron rumbo de nuevo a los respectivos puntos de encuentro en los que habían recogido a los comensales sobre las 8 de la tarde. Por delante, un trayecto de regreso a casa con los estómagos felices y las sonrisas de oreja a oreja.

Desde aquí queremos dar las gracias a los comensales por su confianza ciega en los eventos Hidden Kitchen de Chefsin. Porque hay que confiar ciegamente para querer apuntarse a una cena que no sabes dónde será, cuál va a ser el menú ni con quién vas a compartir mesa. También gracias a Teixits Vicens por abrirnos las puertas de su casa y dejarnos cocinar dentro. Y, por supuesto, un gran agradecimiento a nuestros colaboradores y patrocinadores, sin cuya ayuda los eventos Hidden Kitchen no saldrían adelante: Bodega Biniagual, Jaiak, Marabans Coffee & Tea, Evian, BMW Proa Premium, CRDO Queso Mahón-Menorca, Mos. Espai Gastronòmic, Baleària, Makro, Purohotel Palma y Deacorde Marketing.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Lista de espera Te informaremos tan pronto volvamos a tener stock de producto. Déjanos una dirección de correo electrónico válida.
Correo electrónico Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.