Actualidad

Nunca había sido tan fácil llegar a las estrellas

Estrellas, sabores únicos y risas. Estos fueron los componentes del Hidden Kitchen de Chefs(in) protagonizado por el chef  Joan Marc Garcías (Restaurant Joan Marc, Inca). Una noche que llegó a lo más alto, tanto como las estrellas del Observatorio Astronómico de Mallorca, donde tuvo lugar la cena.
El 18 de octubre, una veintena de comensales fueron recogidos por un minibús de Transfer Class para poner rumbo a un lugar secreto donde pasarían una velada estupenda. Lo original de este Hidden Kitchen fue que había sido un incentivo por parte de una empresa para sus trabajadores, por lo que todos los comensales ya se conocían  (lo que no es habitual en este tipo de eventos) pero seguían sin saber a dónde se dirigían.
Debido a la lluvia que caía intensamente y a que estaba anocheciendo, muy pocos comensales reconocieron el lugar donde habían llegado al fin.  Una vez en el interior del Observatorio, la primera parada fue el Planetario, donde tomaron el primer aperitivo -no lo olvidemos: esto es una cena- y donde pudieron ver proyectado, en la cúpula del techo, la vida de una estrella. ¿Sabías que cambia de color según su edad? Esos colores los encontraron después sobre el mantel y en el plato, ya que nos inspiraron la puesta en escena de la cena. Nada (o casi nada) se deja a la improvisación.
La mesa estaba puesta en la sala principal del Observatorio. Los comensales quedaron atónitos al comprobar que las minutas llevaban en su portada las constelaciones de sus signos del zodiaco, mes y día de su cumpleaños,  por lo que solo ellos reconocerían dónde debían sentarse. Estaban rodeados de meteoritos, maquetas de naves y planetas, toda una presentación de lo más increíble para ir haciendo la boca agua con los platos de Joan Marc y el maridaje de vinos de Vinamica.
El chef preparó paté especiado de pato, consomé de calabaza, serviola con guiso de verduras y lechona al horno, entre otros platos, que, junto a su equipo, iba terminando y emplatando frente a los comensales, que pudieron disfrutar en vivo y en directo de la magia de la cocina.
Pero, además, tuvieron la suerte de escuchar las explicaciones de Borja Salas, barista de Arabay Coffee, sobre el café que con tanta pasión prepara y conoce. La cena se cerró con brandy Suau 25 y brandy Suau Orange, de Bodegas Suau.

Agradecer, como siempre, a Jaiakpor crear la magia del lugar con la vajilla y la puesta en escena; a Transfer Class, por transportar con la mayor comodidad a los comensales en un día tan lluvioso, y al propio Observatorio Astronómico de Mallorca por permitirnos tocar el universo con la punta de los dedos.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Lista de espera Te informaremos tan pronto volvamos a tener stock de producto. Déjanos una dirección de correo electrónico válida.
Correo electrónico Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.