Leyendo actualmente
Fiesta de la Felipa

Fiesta de la Felipa

Por fin llegó el momento de irme a cocinar a Mataró, llena de ilusión y de nervios y – cómo no- cargada de responsabilidad, ya que me habían invitado como representante de Mallorca. Una chef de Mallorca cocinando en Mataró una sobrassada. Y no cualquier sobrassada… Era nada más y nada menos que la Felipa, llamada así porque «fue concebida» el día de San Felipe.

22 kilos de sobrassada «bisbe». 17 meses de maduración. Mimos y muchos nervios para que salga como era de esperar… buenísima, de primera calidad.

El maestro charcutero, Cesc Reina, catalán afincado en Mallorca desde hace años, elaboró y cuidó con maestría este pedazo de sobrassada que fue la protagonista en la presentación de su firma Les sobrassades d’en Xesc ReinaLos nervios de los días previos, la organización, el buen gusto a la hora de venerar a la Felipa… Todo en sí valió la pena.

El día empezó muy pronto y, gracias a la empresa de catering Art en Buff, estaba todo listo cuando llegué. Gente con ganas de ver cómo avanzaba el día en la cocina me estaba esperando.»María, lo tenemos todo listo tal y como tú nos pediste». «Uff, gracias, chicos, sois geniales. Qué habría hecho yo sin vosotros», pensé inmediatamente.

Gente corriendo por todos los habitáculos de la masía hasta que, por fin, llegó el esperado momento: la izada de la Felipa en la entrada del palacio. 22 kilos de sobrassada lucieron como 22 kilos de oro.

Cuando los invitados llegaron – críticos gastronómicos, blogueros, maestros charcuteros, bodegueros… más de 150 profesionales, en total- pudieron contemplar a la Felipa en la misma puerta.

Los sentimientos fueron muchos, sobre todo, al comprobar el ansia de personas ajenas a esta cultura gastronómica por ver y probar la sobrassada; el cariño con que escuchaban al maestro Cesc. Y el desfile de cocina cuando abrimos la sobrassada… Se me encoge el corazón. A muchos kilómetros de la isla, estaba yo formando parte de una fiesta para una super sobrassada

¡Madre mía! ¡Cuánta responsabilidad!. Era la única representante de Mallorca y estaba invitada como una gran chef. Así que me puse manos a la obra y comencé a cocinar el frito de verduras; el plato que había propuesto para acompañar la sobrassada. Enseguida estuve disfrutando de los fogones y agradecida de escuchar las buenas críticas hacia la sobrassada y mi plato. Sentí orgullo de mi profesión, que también es mi afición, mi pasión y mi vida. No era para menos viendo a tantas personas disfrutar con algo que había creado, que salía de mis manos. Pero esa gente, sin darse cuanta, me daba mucho más a mi que yo a ellos.

Verdaderamente, cocinar es una buena muestra de amor y me reafirmo en ello: es mi credo.

Admiro el buen trabajo de Cesc Reina, de Art en Buff, y de todo el equipo humano que allí estábamos. Fue un día memorable y aún ahora, después de un mes, nos siguen llegando las buenas críticas de la famosa Felipa y de su fiesta. Con orgullo puedo decir que participé de esa historia. Me quedo con el cariño de todos; su trabajo, su profesionalidad, su buen gusto e incluso el cariño con que trataron a la sobrassada.

Todo salió como era de esperar: perfecto. Ahora, de nuevo en casa, a por más aventuras…

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Lista de espera Te informaremos tan pronto volvamos a tener stock de producto. Déjanos una dirección de correo electrónico válida.
Correo electrónico Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.