Leyendo actualmente
Pan, el valor del esfuerzo

Pan, el valor del esfuerzo

Me gustaría que el esfuerzo estuviera de moda y mis líneas de hoy son para reivindicarlo. Hablo del esfuerzo aplicado al trabajo, aquel que da, casi siempre, muy buenos resultados.

Hace un par de semanas hemos reinventado nuestro servicio de pan en Es Molí d’en Bou y, lo que parece un simple trabajo de amasado y horneado, se ha convertido en un esfuerzo titánico. Hemos cambiado los tipos de pan que ofrecemos durante el servicio de más de tres horas. Hemos cambiado los formatos, la forma de servirlo, hemos aprendido a ofrecerlo al comensal y hasta hemos aprendido a maridar el pan según la secuencia de platos que se van a degustar. Para culminar este gran cambio con éxito, creamos en su momento la figura del pannier, que cualquier de nosotros, tras la formación realizada, podemos ejercer sin perder un ápice del buen resultado gustativo.

ES MOLI DEN BOU

Quizás por la autoexigencia aplicada a todo el servicio de cocina y sala, nos hemos obligado a buscar también el máximo nivel para este alimento base, estrella de cualquier mesa. Para ello hemos hemos cambiado nuestra forma de proceder con el pan, entenderlo y adaptarlo a nuestras posibilidades, instalaciones, maquinaria. Hemos creado piezas propias adaptadas a nuestra gastronomía y servicio, y lo hemos trabajado juntos, con todo el equipo, para aprender conjuntamente a ofrecer, servir, recomendar y maridar todos los tipos de pan que ofrecemos y que os invito a venir a degustar.

En una sociedad donde se antepone la inmediatez, la comodidad y la facilidad, se antoja increíble haberle dedicado tanto tiempo al cambio de algo presumiblemente fácil como el pan, la paciencia, el esfuerzo y la lucha por un objetivo común -la calidad y el trabajo en equipo- no debería ser nunca algo obsoleto.

Te puede interesar también

Quiero ensalzar el valor de este esfuerzo colectivo y el hecho de que la recompensa sea conseguir el reto planteado. Hubiera sido más fácil dejarlo todo como estaba, pero crecer implica evolucionar y evolucionar requiere de este esfuerzo. Quizás sólo el aroma del pan recién horneado y el crujir de la corteza sean mejores que la satisfacción por el trabajo bien hecho.

* La primera foto es de la receta ‘Toma pan y moja’ del chef Tomeu Caldentey
* En la segunda foto, el equipo de Es Molí den Bou en un evento ‘hidden kitchen’ de Chefs(in)

Ver comentarios (0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Lista de espera Te informaremos tan pronto volvamos a tener stock de producto. Déjanos una dirección de correo electrónico válida.
Correo electrónico Cantidad No compartiremos tu dirección con nadie más.